Pide dinero prestado

Lo que necesitas saber antes de pedir un préstamos al banco


Los préstamos tienen una tasa de interés menor a la tarjeta de crédito, elige el que más se acomode a tus planes y necesidades:

Tus planes El crédito que necesitas
¿Necesitas hacer un pago con efectivo o de un monto mayor al que puedes pagar con tus ahorros o tarjeta de crédito?
  • Crédito en efectivo
¿Ya te decidiste a seguir estudiando?
  • Crédito de estudios
¿Necesitas comprar una moto o auto?
  •  Crédito vehicular
¿Vas a construir tu casa, tener tu propio terreno, depa o casa?
  • Crédito hipotecario
¿Quieres poner tu propio negocio?
  • Crédito negocios

Antes de solicitar cualquiera de estas opciones, asegúrate de tener dinero para el pago de las cuotas mensuales. Arma un presupuesto y sabrás cuánto puedes pagar cada mes y en cuánto tiempo cancelarás el préstamo. ¡Y recuerda que los créditos son para cumplir planes que tienes en mente desde hace mucho tiempo, no para gastos innecesarios!

¿Qué hacer si el monto del crédito que necesitas solicitar es alto?

Paciencia y buen humor. Para créditos con un monto alto, como el que requiere la compra de una casa o terreno, lo mejor es ahorrar por un tiempo para dar una mayor inicial, así el monto del préstamo será menor. Y recuerda esto como una regla: sea el monto de crédito que hayas sacado, siempre será mejor elegir la menor cantidad de cuotas posible. Las cuotas serán de un monto más alto, pero a la larga pagarás menos en intereses.

Evita retrasos en los pagos

  • Incluye el pago de tu crédito como gasto fijo dentro de tu presupuesto.
  • Ten una alarma o apunta en el calendario las fechas de pago.
  • Si te vas de viaje, adelanta cuotas para dejar el pago hecho y viajar sin preocupaciones.
  • Considera el débito automático, con el cual el banco descuenta la cuota de tu crédito de tu cuenta de ahorros para hacer el pago del crédito de forma automática

Aprovecha tus préstamos BCP

  • Compara las opciones de la TCEA o la cuota mensual entre distintos bancos: recuerda que la TCEA es el costo total del crédito por año, incluidos los intereses, comisiones, seguros y gastos adicionales.
  • Haz prepagos: por ejemplo, cuando tienes un dinero extra como la gratificación o un bono. Al prepagar tu deuda puedes elegir 2 opciones: disminuir tu cuota mensual o reducir el plazo de tu deuda. En ambos casos pagas menos intereses.
  • Escoge la menor cantidad de cuotas: así pagas menos en intereses. Puede que elijas la cuota más alta, pero siempre cuida que esté dentro de tu presupuesto y lo puedas pagar todos los meses.
  • Cuida tu fecha de pago: con esto evitas gastar en la comisión por pago atrasado.
  • Solicita tu préstamo en la moneda que recibes tus ingresos: así te olvidas de la variación en el tipo de cambio y siempre sabrás cuánto de tu sueldo destinar al pago de tus deudas.